El local de Madrid que TV3 había reservado para que trabajaran los periodistas y equipos de la cadena que se tendrán que desplazar a cubrir el juicio del 1-O ha decidido anular la reserva, con el argumento de que uno de los socios propietarios del establecimiento no ha querido atenderles al saber quienes eran. Se trata del restaurante Centro-Colón situado cerca del Supremo con el cual la cadena había negociado hacía semanas la logística del viaje. Esta situación ha llevado a anular también las habitaciones reservadas en el aparthotel contiguo y a tener que habilitar una carpa para hacer los directos.

TV3 habría cerrado con este local hace semanas no sólo diferentes espacios de distensión sino también catering y una terraza para las grabaciones de los equipos que tendrán que estar durante las semanas que dure el juicio, que se calcula que se alargará tres meses.

El restaurante no ha escondido la razón por la cual se anulaba la reserva: la negativa de uno de los socios, simpatizante del PP, a atender los equipos de TV3. De hecho, no es el primer problema con que tropieza la emisora a la hora de contratar servicios en Madrid.

La cadena pública catalana ha anunciado que hará un seguimiento exhaustivo del juicio. El director de TV3, Vicent Sanchis, aseguró en una comparecencia en el Parlament que "todos los programas estarán involucrados" dado "el enorme interés informativo" que ha despertado el juicio.

Este seguimiento obliga a la redacción de Sant Joan Despí a desplazar equipos a la capital española para complementar la delegación de Madrid.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat