El conseller de Acció Exterior, Bernat Solé, será juzgado este lunes en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) por su actuación como alcalde de Agramunt (Urgell) durante las fechas previas al 1-O. La fiscalía le pide un año y medio de inhabilitación como cargo público y 24.000 euros de multa por un delito de desobediencia, al considerar que promovió y favoreció la votación suspendida por el Tribunal Constitucional (TC). Según el ministerio público, el exalcalde de Agramunt desatendió la prohibición del TC de impedir el referéndum y "permitió y colaborar" en la votación en el municipio.

En su auto de apertura de juicio oral, el TSJC recuerda que el 7 de septiembre del 2017, Solé promulgó un decreto de alcaldía dando pleno apoyo al referéndum, después de que el Parlamento aprobara su convocatoria. La delegación del Gobierno en Catalunya advirtió a todos los alcaldes que tenían que intentar impedir la votación, a raíz de la suspensión decretada por el Tribunal Constitucional, advertencia que Solé recibió el 12 de septiembre.

El 25 de septiembre Solé participó en un acto a favor del referéndum organizado en un casal municipal y dijo que el 1 de octubre había que ir a votar para defender el derecho de voto, declaraciones que se recogieron en la revista municipal 'Sion'. Según el magistrado instructor, el mismo 1-O el entonces alcalde cedió una escuela municipal por poder votar y tomó decisiones como esconder varias veces las urnas para que no las encontrara la Guardia Civil. También propuso acabar la votación una hora antes del previsto. Esta actuación también se recogió en la revista municipal.

Apoyo a las puertas

Está previsto que compañeros y amigos de Solé en el Ayuntamiento y a ERC de Agramunt, como la actual alcaldesa, Sílvia Fernàndez, se desplacen en coche hasta Barcelona para darle apoyo en las puertas del Palacio de Justicia. También lo acompañarán al coordinador nacional del partido y vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès; el presidente del Parlamento, Roger Torrent; los consellers Chakir El Homrani y Teresa Jordà, diputados en el Parlamento y alcaldes de ERC, entre otros.

Según el guion previsto, el juicio empezará a las 10 de la mañana con la declaración de Solé. Posteriormente declararán a tres testimonios, uno de la defensa y dos propuestos tanto por fiscalía como defensa. Son tres hombres de Agramunt próximos a Solé, ERC y la revista 'Sion'.

En un acto con alcaldes en Girona este viernes, Solé dijo que linda "con tranquilidad" el juicio. "Estar al lado de la ciudadanía como alcalde nunca tendría que ser delito; el 1-O fue una fiesta democrática y un ejemplo de cómo nos pusimos de acuerdo para que la ciudadanía expresara su voluntad a través del voto", dijo. El conseller afirma que juzgarlo a él también es "juzgar el municipalismo".

Bernat Solé cree que, más allá que "la última palabra la tiene el tribunal", lo que él tiene "muy claro" es que como alcalde hizo aquello que le correspondía. "A la mayoría de los alcaldes nos pusimos al lado de la ciudadanía; y juzgarme a mí también es hacerlo al municipalismo", afirmó el viernes el conseller de Exteriores.

Su caso será el segundo contra un alcalde que llega a juicio para el 1-O. El 17 de noviembre pasado, la alcaldesa de Roses, Montse Mindan, se sentó ante el juzgado de lo penal número 1 de Figueres. La denuncia contra ella la presentó un vecino del pueblo que dice que trabaja de escolta. Mindan, que se enfrenta a un año de inhabilitación y a pagar 3.240 euros de multa, sostuvo en el juicio que en ningún momento hizo nada para facilitar que los locales municipales se abrieran por el referéndum. "Todo Catalunya conocía que se tenía que celebrar", sostuvo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat