El president del Parlament, Roger Torrent, y el líder de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, se querellarán contra el que fue director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, por el espionaje contra ellos a través del hackeo de sus teléfonos móviles.

RAC1 ha explicado que la querella que pondrán los dos líderes de ERC será por intrusión no autorizada y espionaje y escuchas ilegales.

El CNI dispone del programa

Este jueves por la mañana se ha hecho público que el CNI dispone del programa de espionaje Pegasus, que se utilizó para acceder al teléfono móvil del president del Parlament, Roger Torrent, y de Ernest Maragall y espiarlos.

El programa de espionaje Pegasus, desarrollado por la compañía israelí NSO, sólo lo pueden comprar los gobiernos y las fuerzas y cuerpos de seguridad. Pegasus permite controlar y tener acceso a casi todo el terminal que se ha hackeado.

Este programa permite al agresor escuchar conversaciones, leer mensajes, acceder al disco duro, hacer capturas de pantalla, revisar el historial de navegación y activar la cámara y el micrófono del móvil. El País confirma que el servicio secreto CNI cuenta con este sistema.

"Evidencias técnicas"

El abogado Andreu Van den Eynde ha explicado a la citada emisora que, una "vez tenemos evidencias técnicas" de que se produjo el ataque contra los líderes de ERC, se ha decidido seguir adelante con la querella contra Sanz Roldán, el máximo responsable del CNI en el momento del espionaje.

El letrado ha asegurado que si se demuestra que un juez del Supremo, que es la persona que, teóricamente, autoriza las escuchas y el espionaje, ha avalado pinchar el teléfono de Torrent, "se tendrá que ver si una autorización judicial así respeta los derechos fundamentales".

Van den Eynde se ha mostrado convencido de que se trata de un caso de espionaje de estado contra el independentismo y ha añadido que la querella se presentará la próxima semana.

"Todo indica que detrás está el CNI"

Torrent ha defendido la decisión de presentar una querella contra Sanz Roldán. "Era el máximo responsable del CNI en el momento del ataque", ha argumentado en una entrevista en la Cadena Ser. Según Torrent, hay "evidencias e indicios contextuales" que hacen pensar y dirigir la responsabilidad hacia el Centro Nacional de Inteligencia". Torrent ha explicado que ha hablado con la ministra de Defensa, Margarita Robles, y que esta le ha negado que los servicios de inteligencia españoles estén implicados.

"El CNI dispone de este software. Todo nos indica que detrás está el CNI", ha afirmado contundentemente el president del Parlament.

"Estamos cargados de razón"

Por su parte, Maragall ha indicado en Catalunya Ràdio que "Estamos cargados de razón para emprender una acción penal contra el exdirector del CNI, tenemos todos los indicios para decir que ha habido una actuación delictiva".

En la misma línea, ha subrayado que "el estado español es corrupto y delincuente" pero ha matizado que a pesar de que "el incidente aumenta la desconfianza con el otro interlocutor en la mesa de diálogo" se mantienen firmes en el diálogo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat