Más de 24 horas después de que se hicieran públicas las primeras revelaciones del diario Público sobre las conexiones del CNI con el cerebro y los autores de los atentados de la Rambla y Cambrils, ha habido la primera declaración pública de una autoridad del Estado. Le ha tocado a la delegada del Gobierno en Catalunya, la socialista Teresa Cunillera.

Se ha tenido que pronunciar a preguntas de la prensa, durante un acto oficial en la basílica Just i Pastor de Barcelona. Cunillera ha garantizado que el Gobierno "estará a disposición del Parlament" y que los ciudadanos "pueden tener la absoluta tranquilidad de que el ejecutivo hará su trabajo y la justicia también y que dará explicaciones donde sea necesario en el ámbito parlamentario".

La delegada, pues, no ha entrado en el fondo del asunto y se ha limitado a pasar de puntillas. JxCat y ERC han exigido que el Congreso organice una comisión de investigación sobre el 17-A. A nivel judicial el caso se encuentra ahora pendiente de la apertura del juicio oral en la Audiencia Nacional.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat