El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha empezado a notar el efecto bumerang que supone el veto que practicó al president Carles Puigdemont y al conseller Toni Comín, después de que la semana pasada no les permitiera acceder a la sede del legislativo europeo para acreditarse. La situación no para de complicarse cada día que pasa.

El corresponsal del diario francés Libération, Jean Quatremer, considerado un referente periodístico de la UE, ha apuntado que a Tajani le está creciendo un problema por haber tomado la decisión de vetar la entrada a Puigdemont y Comín de forma unilateral. "Antonio Tajani, presidente conservador del Parlamento Europeo, se 'olvidó' del todo de consultar a la mesa (los grupos políticos) antes de prohibir el acceso a los locales a Carles Puigdemont, eurodiputado catalán. Es una decisión tomada con Klaus Welle, secretario general del Parlamento (de la CDU alemana, como el secretario general de la UE, Martin Selmayr", ha indicado.

El malestar en la mesa del Parlamento Europeo es evidente. Cuatro vicepresidentes han reprochado hoy a Tajani que no les hubiera consultado la polémica decisión, que además no tiene precedentes en el legislativo comunitario.

"He escrito al presidente del Parlamento Europeo para preguntarle quién y por qué tomó la decisión de no permitir el acceso a los tres eurodiputados catalanes recientemente elegidos, que se han presentado a las elecciones, y que también están sujetos a una decisión judicial en España", ha indicado el vicepresidente liberal checo Pavel Telička

En términos similares se han expresado la socialista francesa Sylvie Guillaume y el polaco conservador Zdzisław Krasnodebski, también vicepresidentes.

La vicepresidenta Heidi Hautala (Verds) incluso ha pedido que la mesa pueda debatir la prohibición de acceso a Carles Puigdemont i Toni Comín como eurodiputados electos la semana pasada. La finlandesa espera que Tajani "explique con detalle" las razones de su decisión en la próxima reunión de este órgano, prevista para el 17 de junio.

Pero el impedimento de la entrada a Puigdemont todavía ha está teniendo más consecuencias. Si el veto inicial de las acreditaciones era a Puigdemont, a Comín, y también a Oriol Junqueras, al final España pidió que afectara a todos los eurodiputados del Estado para no contradecir la tesis de la JEC de que para obtener el acta se debe haber prometido la Constitución española en Madrid. Pero hoy la teoría ha quedado en entredicho cuando Esteban González Pons ha participado ya como eurodiputado en una reunión del Partido Popular Europeo, y ha sido escogido vicepresidente del grupo del PPE. Ha hecho evidente que para ello no era necesario prometer antes Constitución alguna en la capital española. El acto en Madrid no está previsto hasta el 17 de junio.

La también eurodiputada del PP Dolors Montserrat ha explicado el nombramiento en la red, con enorme satisfacción.

El PP también se ha felicitado por el nombramiento.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat