Poco más de una hora. Es lo que ha durado la declaración de Meritxell Serret en el Tribunal Supremo, donde se ha visto las caras con el juez instructor Pablo Llarena y las acusaciones. Procesada por desobediencia y malversación, a la salida de las dependencias judiciales la exconsellera y diputada de ERC en el Parlament ha asumido el "mandato democrático" que tenían el 1-O pese a los advertimientos que tenían del Tribunal Constitucional. Y ha reiterado su apuesta por una "solución política y democrática" de un conflicto político que nunca tendría que haber acabado en los tribunales de justicia. Serret ha salido sin medidas cautelares y sopesando si pedir el traslado de la causa a Catalunya. Es la primera exiliada que declara delante de Llarena.

En declaraciones a los medios a la salida, Meritxell Serret ha explicado que el de hoy era un "paso consecuente" tras volver del exilio para dar salida al proceso judicial y seguir ejerciendo como diputada en el Parlament. Durante la declaración delante del juez instructor, se ha repasado los hechos y ha reconocido "todas las advertencias recibidas por parte del Tribunal Constitucional" y ha defendido que "asumió el mandato democrático que teníamos" y los acuerdos que tomaron como Govern para sacar adelante el referéndum del 1-O. En cambio, ha rebatido la acusación de malversación, porque el Departament de Agricultura "no asumió ningún tipo de coste del referéndum".

Preguntada sobre si piensa pedir el traslado de la causa a Catalunya, que todavía se encuentra en instrucción, la exconsellera ha dicho que se tendrá que valorar "cuándo y cómo es el mejor momento" para hacerlo. En todo caso, ha asegurado que continuará el proceso judicial y al mismo tiempo seguirá "trabajando para encontrar esta salida democrática y política a un conflicto que no tendría que haber entrado nunca por las puertas de este tribunal" y para "acabar con esta situación de judicialización". De la misma manera, ha añadido la diputada republicana, espera que este proceso judicial "pueda ser útil para el resto de compañeros que están siendo procesados en estos momentos".

Acompañada al Tribunal Supremo

La plana mayor del independentismo ha acompañado este viernes a la consellera Meritxell Serret a las puertas del Tribunal Supremo, donde había sido citada por el juez Pablo Llarena en el marco de la causa del procés. Tanto representantes de las fuerzas políticas independentismo como del Govern de la Generalitat en funciones, encabezados por Pere Aragonès y Meritxell Budó, han querido arroparle y trasladarle su apoyo delante de lo que consideran una "venganza" del Estado español. Serret ha entrado y salido acompañada y aplaudida. También ha asistido el diputado de EH Bildu en el Congreso Jon Iñarritu. Con respecto a la formación de Govern, no ha habido tanta unidad de criterio.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat