El Govern no esconde su perplejidad ante la reunión que ha convocado esta tarde el presidente del Parlament, Roger Torrent, con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y representantes de sindicatos, organizaciones empresariales y vecinales para abordar la situación que vive el país a raíz de las protestas contra la sentencia.

Fuentes del ejecutivo aseguran que no habían sido informados de la reunión ni convocados a participar, que les ha llegado la noticia de la convocatoria a través de las entidades convocadas y los medios de comunicación y que, en caso de que se les hubiera invitado, habrían asistido. Tanto fuentes del ejecutivo como de los grupos parlamentarios destacan además que no habían sido informados de esta iniciativa los miembros de JxCat, pero tampoco los representantes de Esquerra en el Govern. En cambio, desde la presidencia del Parlament se aseguró ayer a última hora de la noche que "el Govern estaba informado y convocado pero no ha podido asistir por una cuestión de timings".

Además, la perplejidad por la reunión del Parlament se ha visto incrementada por el hecho que Torrent sí había sido convocado a la reunión que esta mañana han mantenido al president, Quim Torra, y el vicepresidente, Pere Aragonès, en el Palau de la Generalitat con alcaldes. Pero el presidente del Parlament no se ha presentado. Al acabar esta reunión se ha leído un manifiesto instando al presidente español, Pedro Sánchez, a dialogar.

También en el Parlament, la reunión ha provocado malestar, no sólo por la forma como se ha organizado, sin comunicarlo al resto de grupos independentistas, sino por el hecho de que se haya excluido de la reunión la ANC. "Necesitamos unidad y no iniciativas sectarias", ha reprochado Costa. JxCat ha pedido una reunión con Torrent para que les informe.

La reflexión de Costa ha sido retuiteada por el president en el exilio, Carles Puigdemont, que aún ha ido más allá y ha advertido que "la deslealtad y la división intencionadas son un grave obstáculo, difícil de superar". "Ningún cálculo partidista o personal lo justifica", ha rematado.

En la cita convocada por Torrent "ante la situación política y social que vive el país" ha participado además de Colau, representantes de CCOO, UGT, PIMEC, Foment del Treball, Círculo de Economía, LaFede.cat, la Tabla del Tercer Sector y la FAVB.

En un comunicado desde la presidencia del Parlament se ha explicado que el objetivo de la cita era establecer un espacio de trabajo entre instituciones y entidades sociales y económicas que encarnan una representación transversal del país con el objetivo de "desescalar y poner fin a todas las violencias" y "acabar con la judicialización y conseguir una solución democrática al conflicto político"

Se trata de una iniciativa que tiene, según se asegura, vocación de continuidad y voluntad de ampliarse a más sectores institucionales y sociales.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat