La consellera de Presidència, Meritxell Budó, ha anunciado este martes una ofensiva internacional del Govern para responder a la sentencia del Supremo contra los líderes del procés.

Entre los planes previstos en esta ofensiva, el president de la Generalitat, Quim Torra, hará llegar una carta a los presidentes y primeros ministros de le UE, G-20 y Efta. De la seva banda, el conseller de Exteriors, Alfred Bosch, enviará una carta a los ministros del ramo de estos países, además de informar a consulados y embajadas y hacer llegar un dosier explicativo a los medios de comunicación.

Asimismo, hoy el conseller de Exteriors inicia una gira con carácter europeo para poner en conocimiento las sentencias y la posición del Govern de Catalunya.

Los miembros del ejecutivo visitarán a lo largo del día de hoy las tres prisiones, Lledoners, Catllar y Puig de las Basses, para reunirse con los líderes independentistas encarcelados y todos los miembros del ejecutivo han anulado sus agendas por lo que respecta a los actos que no tengan que ver con el rechazo a la sentencia.

Finalmente, Budó ha anunciado que el president se adhiere a la campaña de Òmnium de autoinculpación y ha confirmado que el ejecutivo trabaja con las entidades municipalistas para preparar una respuesta conjunta.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat