La sentencia del juicio al procés se ha hecho pública sobre las nueve y media de la mañana y la reacción de los presos políticos no ha tardado en llegar. La expresidenta del Parlament Carme Forcadell ha afirmado justo después de conocer que ha sido condenada a 11 años y medio de prisión que la injusticia se ha consumado. "El libre debate parlamentario no es delito, es un derecho ejercerlo y un deber defenderlo. No nos cansaremos de decirlo allí dónde haga falta", ha añadido desde su cuenta de Twitter. A pesar de afirmar que hoy la democracia vive un día "oscuro", ha añadido que ni en momentos así el derrotismo nos tiene que vencer. Y acaba el mensaje: "Saldremos adelante!".

El conseller Josep Rull, condenado a 10 años y seis meses de prisión, ha indicado que condenándolos "han condenado a los 2,5 millones de catalanes que votaron el 1-O en uno de los ejercicios más extraordinarios de democracia que ha vivido Europa el siglo XXI". "Nos mantendremos... pueblo", ha concluido.

Por su parte, el conseller Raül Romeva, condenado a 12 años de cárcel y 12 de inhabilitación absoluta, ha compartido un mensaje apuntando que hace meses ya fueron "condenados preventivamente" y que ahora "utilizan las presas y presos políticos para cronificar problemas políticos".

A pesar de la condena, Romeva ha querido dejar claro que la "prisión injusta, combinada con la firmeza de la ciudadanía, nos deteminarà todavía más en esta lucha contra los derechos colectivos".

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha afirmado, justo después de saber que ha sido condenado a 9 años de prisión, que "la respuesta a la sentencia" es la "reincidencia". "Lo volveremos a hacer", ha dicho, y pide "amnistía, democracia y autodeterminación".

El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, condenado a 13 años de prisión y 13 de inhabilitación, ha explicado que la sentencia les hará "más fuertes y firmes que nunca". 

El conseller Joaquim Forn, condenado a 10 años 6 meses de prisión y 10 años y 6 meses de inhabilitación, ha hecho un tuit agradeciendo el apoyo recibido: "Gracias porque sabemos que siempre estáis aquí".

Jordi Sànchez, condenado a 9 años de cárcel y 9 años de inhabilitación, ha querido mandar un mensaje optimista: "Catalunya será independiente si persistimos. Manifestémonos sin miedo, avancemos decididos des de la no violencia hacia la libertad. Gracias por no fallar".

Finalmente, Jordi Turull, condenado a 12 años de cárcel y 12 años de inhabilitación, ha sido el más breu de todos y solo ha dicho: "Visca Catalunya lliure". 

 
¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat