El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, ha asegurado que el traslado de los presos políticos en Catalunya se debe al "cumplimiento de la legislación" y ha descartado que haya ninguna "implicación política". De esta manera, Sánchez ha reconocido que la legislación penitenciaría deja "bastante claro" que una vez acabada la fase de instrucción del caso, los presos tienen que estar donde "indudablemente" donde tienen "arraigo social" y "donde residen los familiares y sus defensas".

Sánchez ha hecho estas declaraciones durante la rueda de prensa posterior al encuentro que ha mantenido con el primer ministro portugués, Antonio Costa, y después de que se haya anunciado que el gobierno español ya ha iniciado los trámites para trasladar seis de los nueve presos a Catalunya. Se trata del exvicepresidente Oriol Junqueras, el conseller Raül Romeva y los Jordis -Sánchez y Cuixart- que serán trasladados en los próximos días a Lledoners y de la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, y la exconsellera Dolors Bassa que irán a la prisión de mujeres de Figueres. Está previsto que lleguen a Catalunya entre el miércoles y jueves.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat