El Gobierno está determinado pero quiere rebajar el coste político de los indultos a los presos políticos. Por este motivo, según ha adelantado Catalunya Ràdio, desde La Moncloa están estudiando la posibilidad de conceder la medida de gracia cuando los dirigentes independentistas ya disfruten del tercer grado penitenciario. Desde el entorno de Pedro Sánchez creen que ayudaría a rebajar el coste político de la operación. Eso podría ser, tal como se apunta en los últimos días, entre finales de junio o principio de julio.

La Generalitat dispone hasta el 14 de julio para conceder el nuevo régimen penitenciario, que es cuando hará seis meses de la última revisión. Antes de esta fecha, las juntas de tratamiento se reunirán para probablemente proponer el tercer grado para los nueve presos políticos, que será ratificado por la Generalitat. Sería en este momento, aprovechando que ya estarían en la calle, que el Gobierno apostaría por conceder el indulto y evitar la imagen de los presos saliendo inmediatamente de la prisión.

Sánchez asume el coste

La tormenta ha sido colosal, tanto de la derecha y la extrema derecha como de barones y viejos dirigentes socialistas. Pero Pedro Sánchez parece determinado a conceder los indultos a los presos políticos independentistas. Ayer lo reiteró desde de Alcalá de Henares, donde celebró una cumbre con el gobierno populista de Polonia. Desde el paraninfo de la universidad, el presidente español insistió en que hace falta "recomenzar" y "transitar de uno malo pasado a un futuro mejor". Y asumió asumido el eventual coste político.

Preguntado justamente por el hipotético coste político de indultar a los dirigentes independentistas, el presidente del Gobierno negó la mayor: "Ayudar a resolver los problemas no representa un coste. El coste para el país sería dejar las cosas enquistadas". Dicho esto, tiró atrás hasta su discurso de investidura, donde habló de "desjudicialización" y de "reanudar la vía de la política". Eso significa, para Sánchez, "volver a la senda del diálogo, la negociación y el pacto dentro de los márgenes que nos permite la Constitución".

¿Junqueras en la mesa de diálogo?

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes, preguntada por la hipotética participación de Oriol Junqueras en la mesa de diálogo, la portavoz María Jesús Montero se ha limitado a decir que "efectivamente los gobiernos designan a las personas que tienen que acudir". Por lo tanto, no ha cerrado la puerta a la presencia del presidente republicano. Pero ha considerado que valorarlo ahora sería "especulativo" y ha dicho que preferirían que fueran miembros del Govern. En la primera y único encuentro, sin embargo, había dirigentes que no eran consellers, como Marta Vilalta, Josep Maria Jové o Josep Rius.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat