La segunda ola de coronavirus también vendrá acompañada del estado de alarma. Así lo ha aprobado este domingo un Consejo de Ministros extraordinario, después de las peticiones de varias comunidades autónomas, entre ellas Catalunya. El decreto, que ha presentado el mismo Pedro Sánchez desde La Moncloa, establece algunas medidas mínimas, como el toque de queda a partir de las once de la noche, con margen de una hora. En países del entorno, como Francia, se está aplicando a las 21.00. Si bien contempla algunas medidas comunes, el Gobierno designa a los presidentes autonómicos como autoridades competentes, encargados de aplicar restricciones en función de la situación epidemiológica. Será más suave que en primavera, pero la intención del Gobierno es que se prorrogue durante un período largo, de hasta seis meses. Entrará en vigor esta misma tarde, cuando se publique en el BOE.

El viernes, Pedro Sánchez hizo una declaración institucional con un objetivo más o menos encubierto: que las comunidades le pidieran formalmente la aplicación del estado de alarma. Y así fue: hasta diez presidentes autonómicos respondieron al llamamiento, empezando por Catalunya y el País Vasco, pero siguiendo por otros socialistas e incluso de Ciudadanos (Melilla). No lo ha pedido formalmente ninguna comunidad del PP, pero Castilla y León ha adoptado medidas en este sentido, instaurando el toque de queda en su territorio. La Comunidad de Madrid también ha restringido las reuniones sociales entre la medianoche y las seis de la mañana. La voluntad es justamente dar cobertura legal a medidas como estas.

Legalmente, sólo se puede declarar por quince días y después se tiene que prorrogar con una votación en el Congreso. No obstante, el decreto ya establece que se tendrá que alargar más de dos semanas. El Gobierno aprobará el martes la prórroga hasta el 9 de mayo y la llevará esta misma semana al Congreso. A diferencia de la primavera, no se votará cada dos semanas. Sánchez ha reclamado a los grupos un "apoyo abrumador". A pesar de todo, el presidente del Gobierno ha dejado claro que se podrá mover este plazo. Si se supera la situación grave, se levantará "de inmediato". Si se aprueba la prórroga, el ministro Salvador Illa comparecerá cada dos semanas.

Entrando al detalle, el nuevo decreto de estado de alarma da cobertura legal a las restricciones a la movilidad nocturna, que establece de las once de la noche a las seis de la mañana, excepto para las Canarias. No obstante, las comunidades dispondrán de margen para avanzar o retrasar una hora el toque de queda. Por lo tanto, puede entrar en vigor entre las diez y la medianoche, y puede finalizar entre las cinco y las siete de la mañana. Las comunidades podrán desactivarlo si mejoran las condiciones a partir de la prórroga. Las reuniones sociales se mantendrán limitadas a seis personas, excepto unidades de convivencia; las comunidades podrán rebajar aún más este límite. Sánchez ha insistido en que no es un confinamiento domiciliario, pero que los ciudadanos deben quedarse en casa siempre que no sea imprescindible.

También da cobertura legal a un segundo aspecto. El nuevo estado de alarma también permitirá prohibir viajar entre comunidades autónomas excepto por causas justificadasLos dirigentes autonómicos podrán confinar perimetralmente todo el territorio de una comunidad o una parte de este.

Por otra parte, a diferencia del mando único del mes de marzo, ahora se especifica concretamente que los presidentes autonómicos serán las autoridades delegadas competentes, que aplicarán las medidas en función de la situación epidemiológica de sus territorios. 

El conjunto de medidas será asimétrico en función de la situación epidemiológica: los cuatro niveles de alerta. Se tendrá en cuenta el documento de actuaciones aprobado este jueves por el Estado y las comunidades. Sánchez ha dejado claro que los presidentes autonómicos serán las autoridades delegadas y que el "órgano de colaboración y cogobernanza" será el Consejo Interterritorial de Salud.

 

"Ni un día más ni un día menos"

Pedro Sánchez ha subrayado que el nuevo decreto de estado de alarma cuenta con el dictamen favorable tanto del Consejo de Estado como de la Abogacía del Estado. "Es una herramienta constitucional para situaciones extremas, y la situación que vivimos es extrema", ha defendido el presidente del Gobierno, que ha subrayado que es plenamente respetuoso con las competencias autonómicas. El viernes ya insistió en la necesidad de bajar la incidencia en que se encuentra por debajo de 25 casos por 100.000 habitantes; actualmente se encuentra en 362 en el conjunto del Estado. Ha garantizado que "no tiene intención de estar ni un día más ni un día menos".

Reclama el apoyo a Casado

El Gobierno quiere un "apoyo abrumador" del Congreso de los Diputados para la prórroga. Los votos ya los tiene con el visto bueno de los independentistas catalanes y los nacionalistas vascos. Pero también ha reclamado al PP que, "como partido de Estado", la apoye. "Son medidas que facilitarán mucho la toma de decisiones a sus gobiernos autonómicos", ha recordado Sánchez. El mismo presidente español ha hablado por teléfono con el jefe de la oposición, Pablo Casado. También se ha comunicado con el resto de formaciones.

Toque de queda en Catalunya desde esta noche

El Govern de la Generalitat no esperará para hacer uso de las facultades del estado de alarma recién declarada. Está previsto que el Procicat se reúna a las cuatro de la tarde para concretar el toque de queda, que entrará en vigor esta misma noche. A las seis de la tarde está prevista la comparecencia del conseller de Interior, Miquel Sàmper, para dar cuenta de los detalles.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat