Al día siguiente de reunirse con el president Quim Torra en el Palau de la Generalitat, el jefe del ejecutivo español, Pedro Sánchez, ha acudido este viernes al otro lado de la plaza Sant Jaume para visitar a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con quien ha firmado un acuerdo de colaboración. Sánchez ha aprovechado la comparecencia en el Saló de Cent para reivindicar la "nueva etapa" de diálogo abierta con el Govern de la Generalitat y para recoger el apoyo público de la alcaldesa a su propuesta. "Tendréis en Barcelona la principal aliada para esta nueva etapa de diálogo", ha asegurado Colau.

En una breve intervención antes de firmar el acuerdo de colaboración, Colau se ha referido a la reunión que 24 horas antes había celebrado Sánchez con Torra para asegurar que marcó una inflexión política, tanto en el tono como en el contenido, por lo cual ha explicado que le había agradecido sus declaraciones en el Palau de la Generalitat. "Mucha gente en Catalunya miramos con esperanza hacia el futuro", ha confesado la alcaldesa, que ha aprovechado para citar a Pasqual Maragall y advertir que "lo que le va bien a Barcelona le va bien a Catalunya y a España".

 

También Sanchez ha reiterado que en la reunión de ayer con el president Torra sintieron que abrían una nueva etapa y ha insistido en que la agenda para el reencuentro que planteó "está cargada de contenido".

Después de recalcar que el balance político de estos últimos años "ha sido un enorme fracaso colectivo" del cual nadie se puede sentir orgulloso, ha garantizado que ahora se ha puesto un punto y aparte para abrir una nueva fase en múltiples frentes que está deseando poner en marcha, tanto con la mesa de diálogo y negociación que se creará en las próximas semanas, como con la comisión bilateral Estat-Generalitat.

Según el presidente, el documento de 44 puntos que plantearon ayer al president Torra es un ejercicio del gobierno de PSOE y UP para intentar dar una respuesta positiva, y no es sólo un papel más que quedará olvidado, sino que "se convertirá en práctica y hechos". "Esta agenda es posible, factible y será muy positiva para la sociedad catalana", ha asegurado.

En el acuerdo firmado con Colau, Sánchez se compromete, entre otras cuestiones, a recuperar el convenio de capitalidad cultural y científica de Barcelona, que se firmó por última vez el año 2008, con un valor de 25,8 millones.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat