El conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha apostado por la restitución del Major Josep Lluís Trapero pero ha explicado que este le pidió tiempo y lo está respetando. En declaraciones a Catalunya Ràdio, Sàmper ha explicado que cuando llegó al cargo ya le dijo al Major que si la sentencia era absolutoria el "proceso lógico y evidente" era el de la restitución de los cargos retirados por el 155.

"Es una cosa que ya está hablada", ha asegurado. Ha explicado que entonces Trapero le dijo que no tenía las cosas "nada claras" y que necesitaba un tiempo. "Lo estoy respetando", ha afirmado Sàmper, al tiempo que ha dicho que hablarán "cuando él lo considere". En una entrevista en Rac1 ha añadido que la intendente Teresa Laplana ha pedido volver a trabajar.

"Entiendo que la figura del Major, como la de todos que fueron de forma injusta retirados de los cargos, se tienen que restituir", ha declarado el conseller. Ha añadido que eso es un proceso legítimo y que tiene que ver con un proceso "sociopolítico", que no tiene nada que ver con el trabajo que está haciendo el comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent.

Trapero le pide tiempo

Ha explicado el 5 de septiembre, cuándo entró en la conselleria, se reunió con el comisario jefe, Eduard Sallent, y después habló por teléfono con Josep Lluís Trapero, que le pidió tiempo. "Sobre este tema nos hemos autoimpuesto franqueza" con Sallent, ha explicado Sàmper.

El conseller ha explicado que, a diferencia de Trapero, la intendente Teresa Laplana "lo pone más fácil porque ya ha manifestado que tiene muchísimas ganas de volver a trabajar, que quiere volver a rehacer su vida, que interpreta que lo que ha pasado es una pesadilla".

"Y yo encantado y contentísimo, intentaré ayudarla con todo lo que pueda, a que se recupere de todo el daño que ha sufrido," ha apuntado el conseller. "Lo estudiaremos, intentaremos facilitar las cosas para que esté bien", ha dicho sobre la posibilidad de que Laplana vuelva a ocupar su mismo puesto de trabajo que tenía antes.

Por otra parte, el conseller ha afirmado que jurídicamente es "muy difícil" que se pueda recurrir la sentencia absolutoria porque los hechos probados tienen mucha "solidez". "Tocar hechos probados en una sentencia es muy complicado", ha afirmado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat