Joaquim Forn, Lluís Puig, Josep Rull y Jordi Turull piden al PDeCAT que sea generoso y se convierta en uno de los impulsores troncales del movimiento de Puigdemont. Creen que hace falta generosidad teniendo en cuenta el clamor de tanta gente que pide unidad y país.

El movimiento soberanista unitario y transversal que plantea el president Carles Puigdemont tras el nombre de Crida Nacional per la República se propone ser una "herramienta de acción política que pueda participar en todas y cada una de las citas electorales que se produzcan hasta la plena instauración de la República".

En un artículo publicado en varios diarios, los consellers encarcelados y los consellers en el exilio esperan que la asamblea del PDeCAT de este fin de semana apoye al movimiento. Reclaman una mirada amplia y concentrar todas las decisiones y esfuerzos a cómo hacer la mejor aportación a partir esta Crida Nacional.

 

Miestras des de ERC prefieren quedarse al margen. La portavoz, Marta Vilalta, dice que la prioridad es la unidad de acción: "Queremos que todos los espacios, representantes independentistas y republicanos sean fuertes y vemos el movimiento como una reconstrucción de este espacio de centro-derecha independentista para sumar desde la unidad de acción".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat