Hoy las calles de Roma han sido testigos del inicio de una campaña internacional impulsada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), con el objetivo de visibilizar el conflicto catalán y "sensibilizar a la opinión pública europea" por toda Europa.

Bajo el nombre de Make a Move, la ANC pretende utilizar vallas publicitarias de varias ciudades europeas como París o Berlín durante el verano con el mensaje "la autodeterminación es un derecho, no un delito".

Esta iniciativa se financia gracias a las donaciones que se han realizado en la web de la campaña Make a move.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat