Un "gran amigo de España", la "voluntad de prosperar en la diversidad", la libertad, la democracia, el estado de derecho, el "respeto a los derechos humanos"... Estos son sólo algunos de los piropos que el rey Felipe VI y el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, se han ido tirando en el acto de entrega del XII Premio Europeo Carlos V que otorga la Fundación Academia Europea de Yuste.

Mientras uno soltaba que hay que combatir los "egoísmos nacionalistas que no respetan las leyes, quieren levantar fronteras y pretenden destruir nuestra convivencia", el otro insistía —como hace meses que lleva haciendo— en que hay que preservar la "voluntad de los españoles de vivir juntos y prosperar unidos en la diversidad".

Felipe VI, que ha entregado el premio a un Tajani emocionado, le ha agradecido su "defensa firme de la democracia y del estado de derecho como garantía del modelo de convivencia que entre todos consigamos darnos", al mismo tiempo que lo ha casi felicitado por "preservar nuestro bien más preciado como españoles y como europeos: nuestra voluntad de vivir juntos y prosperar unidos en la diversidad".

De hecho, el presidente del Parlamento Europeo ha recibido el premio por su "contribución a la convivencia entre pueblos y el acuerdo entre las instituciones", según ha apuntado el monarca, que ha aprovechado para agradecerle, también, "el compromiso, el apoyo y la solidaridad" de la UE con España, con su sistema constitucional y con su estado social y democrático de derecho".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat