La Generalitat de Catalunya aprobó el otoño del 2016 un plan estratégico para dotar a los bomberos de todos los elementos que necesitaban. Las carencias eran, y son, tan grandes que se realizó un acuerdo para ir mejorando las infraestructuras y la dotación de efectivos por fases entre 2017 y 2022.

Ya han pasado dos años y no se ha desplegado nada del plan estratégico. Y las condiciones de algunos de los materiales, el vestuario y el parque móvil han empeorado.

En este contexto, y tras el restablecimiento del Govern una vez levantado el 155, los sindicatos de bomberos han vuelto a iniciar las negociaciones para mirar cómo dar cumplimiento al plan estratégico. Y el lunes, 48 horas antes de la concentración de los bomberos ante el Parlament, se realizó una reunión con el director general, la directora de servicios, y todos los responsables técnicos del departamento.

bombers vaga parlament sergi alcazar

La reunión es el detonante para la convocatoria del miércoles. Duró 40 minutos y no se dio ninguna solución. De hecho, se llegó a admitir que el plan estratégico era "un brindis al sol".

El departamento dirigido por Miquel Buch tira la pelota a Economía, que es quien tiene que asignar las partidas presupuestarias. Pero es el Departamento de Interior quien tiene que pedir y justificar el dinero que necesita para sacar adelante la primera fase del plan más allá del presupuesto anual previsto para los Bomberos de la Generalitat de Catalunya.

El Departamento de Interior pide a los bomberos que tengan paciencia: "Tendremos que esperar un poco más y hacer un dogma de fe", les llegan a decir durante la reunión donde algunos responsables del departamento se ponen como ejemplo de precariedad porque algunos altos cargos han perdido un 30% de poder adquisitivo.

Pero el caso de los bomberos no está ni centrado ni enfocando en las condiciones laborales de los operativos, sino en el material de emergencias que se necesita para dar servicio a todo el país. Desde el vestuario, hasta los vehículos, pasando por los mismos parques y el material para apagar incendios.

La cúpula del departamento, sin embargo, se negó a hablar de cómo resolver estas carencias sin tener la previsión económica acabada. Y tampoco quiso enfocar la reunión hacia las mejoras de sueldo y horarios que también reclaman los bomberos.

Los sindicatos se levantaron y plantaron la reunión. Y acabaron convocando la concentración de este miércoles ante el Parlamento donde los Mossos d'Esquadra acabaron deteniendo a un bombero que se negó a que le requisaran el equipo de sonido. Los Mossos querían requisar un altavoz porque era molesto.

Ayer los sindicatos no pudieron hablar en ningún momento con el conseller Miquel Buch. Solo tuvieron un contacto telefónico con el director general y fue en la misma línea que la reunión.

Mossos contra bomberos

El malestar con los Mossos es también evidente. No solo por la detención de ayer, sino porque cada cuerpo operativo va por su parte.

Según fuentes del cuerpo de bomberos, los sindicatos policiales se negaron a que los sindicatos de bomberos participaran también en la concentración donde se reclamaba el pago de las horas extra de los Mossos d'Esquadra.

bombers mossos el nacional gemma liñán

En un primer momento no se entendió la negativa. Ahora algunos bomberos lo atribuyen a una guerra por libre de los policías para conseguir mejoras para ellos solos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat