Los agentes de la Guardia Civil que registran este jueves el Ayuntamiento de la Seu d'Urgell y el Consell Comarcal buscan documentación relacionada con presuntos delitos contra la administración pública y el fraude de subvenciones.

La operación es consecuencia de una querella de la fiscalía de Lleida y la lleva el juzgado de instrucción número 2 de la Seu d'Urgell.

A primera hora de la mañana los agentes han hecho salir a todos los trabajadores del consistorio excepto un concejal del equipo de gobierno, la interventora, los informáticos y el secretario municipal. También han requisado algunos teléfonos móviles de algunos trabajadores y han pedido contraseñas de correo electrónico.

Según informa el TSJC, el juzgado de instrucción 2 de la Seu d'Urgell tiene abierto un procedimiento, desde el pasado 26 de marzo, por una querella presentada por el ministerio fiscal contra cuatro personas relacionadas con el Ayuntamiento de la localidad.

El mismo día de la presentación de la querella se solicitó y acordó la entrada y registro en el Ayuntamiento de este jueves con el fin de buscar documentación necesaria para el procedimiento. En estos momentos todavía no hay fecha para que declaren los querellados.

La causa está abierta por los delitos de prevaricación, malversación, contra la administración pública, fraudes contractuales, fraude de subvenciones y negociaciones prohibidas a funcionarios.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat