El expresidente del gobierno español, Mariano Rajoy, se ha emocionado esta mañana durante su discurso de despido como presidente del PP. La efusividad ha llevado a la ejecutiva de la formación a hacerle un largo aplauso, que ha afectado visiblemente Rajoy. En medio de este aplauso, que se ha alargado 45 segundos, el expresidente ha querido parar el aplauso y lo ha hecho con espontaneidad.

"Joder, que alguien pare, coño", ha soltado Rajoy en el último momento en un intento desesperado para que el aplauso acabara.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat