Louis Aliot ha roto con el reinado, desde el año 2009, del hasta ahora alcalde de Perpinyà, Jean-Marc Pujol. De esta manera, el partido de ultraderecha francés se impone por primera vez en un municipio de más de 120.000 habitantes que da alas a Marine Le Pen de cara a las generales.

¿Pero quién es Aliot? De entrada, un hombre que pocos vínculos guarda con la capital de la Catalunya Nord. Nacido en Tolosa el año 1969, siempre ha asegurado que hacer carrera en París no entraba en sus planes: "¿Quedarme allí? ¡Me habría vuelto loco!". El año 2014 fue elegido eurodiputado y dos meses antes había fracasado en su intento por conquistar el ayuntamiento de Perpinyà. Ahora, con una oposición fragmentada y el desgaste de Pujol ha tenido el camino más fácil.

Su relación con Marine Le Pen

Aliot se sumó al proyecto político de Jean-Marie Le Pen el año 1988, cuando tan sólo tenía 19 años. Una década después, fue elegido consejero regional en la región Midi-Pyrénées y el año 2001 se convirtió en el coordinador de campaña de Le Pen a las elecciones presidenciales del 2002. Aquella fue la previa que lo acercó a Marine Le Pen con quien, años más tarde, mantendrían una relación sentimental hasta que se separaron el año pasado. Aliot es desde el 2011 vicepresidente del Frente Nacional y comparte la línea moderada de Bruno Gollnisch.

En contra del procés

En una entrevista para La Vanguardia del pasado mes de enero, Aliot se definía como un "patriota" francés y conservador. En su campaña electoral ya avisó previamente de que no hablaría del conflicto político "del otro lado de los Pirineos" porque el tema no le preocupa nada: "No quiero que los problemas catalanes y españoles vengan a Perpinyà a complicarnos la vida. Tenemos que vigilar los enfrentamientos de los independentistas en Francia". Y constata con sus declaraciones que omite el término Catalunya Nord para hablar de su capital, Perpinyà.

Louis Aliot @JPGarraudAliot atendiendo los medios desde su despacho después de ganar las municipales

A pesar de todo, es un tema tan secundario para Aliot que incluso confesó que lo que le provocaba la situación era "una pena" como haber traído a los políticos catalanes a la prisión y lo considera "una solución muy mala". Con respecto a las raíces catalanas quedan relegadas a los monumentos, el patrimonio cultural y la lengua pero para el nuevo alcalde, todo lo interpreta como la parte folclórica de sus habitantes, de la misma manera que luce la bandera en su despacho: "El Rosselló quedó integrado de forma definitiva en Francia con la Primera Guerra Mundial, los catalanes que murieron por Francia eran franceses".

Raíces en Alicante y acusado de malversación

Su familia materna es de El Verger, Alicante y la madre fue repatriada de Argelia. Junto con su padre, que trabajaba de escayolista, desde bien pequeño vivió en un entorno fuertemente implicado con la derecha nacionalista. Estudió ciencias políticas y derecho público y se graduó el año 2002, cuando ya estaba de lleno implicado con el partido. Posteriormente, impartió cursos de derecho constitucional en la Universidad de Tolosa hasta el 2005.

Louis Aliot fue acusado el 25 de octubre de 2018 por presunta malversación de fondos públicos. Se sospechaba que hubiera proporcionado, mientras era diputado europeo del FN, un trabajo ficticio para su exasistente parlamentario Laurent Salles. Según los investigadores, el coste de estos trabajos ficticios, llegó a representar entre 5 y 7,5 millones de euros de dinero público desviado de los bolsillos de los contribuyentes. Un caso que lo llevó a estar imputado junto con Le Pen y dieciséis miembros más del partido. Finalmente, la Justicia Europea sentenció a Le Pen con una multa de 300.000 euros.

Fuerte personalismo

Su última campaña en las municipales se ha querido desmarcar del núcleo duro del partido. De entrada, en lo personal todavía resultaba difícil hacer una campaña muy cerca de Le Pen y, de la otra, se quería desmarcar de la extrema derecha más radical. Una de las estrategias que lo han favorecido es que no firmó la campaña con las siglas de Reagrupación Nacional. Y se presentó con el lema 'Perpinyà, un gran futuro'. Además, insistió en dos líneas básicas: seguridad y recuperación económica, alejándose de provocaciones y tapando los escándalos, que el partido arrastraba.

Aliot se ha convertido en el primer alcalde de la extrema derecha al llegar a una capital de más de 120.000 habitantes en toda Francia. Pero en la Catalunya Nord, la RN también gobernará en Pià, una localidad de 8.000 habitantes. El sur es donde han obtenido los mejores resultados: Frejus, en la Provenza o Béziers en Occitania. Pero también en el norte, como Bruay-la-Buissière, con Ludovic Pajot, marcarán a partir de ahora, una parte de la agenda municipal francesa para los próximos seis años.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat