El president en el exilio, Carles Puigdemont, ha precisado en una entrevista en la televisión suiza (RSI) y en el canal ruso Sputnik cuál será a partir de ahora su estrategia, acordada en el Consell per la República. Puigdemont ha señalado que mantendrá una apuesta de independencia unilateral, y al mismo tiempo manteniendo una puerta abierta al diálogo. Pero remarca en las endrevistas que por ahora el ejecutivo español descarta esta vía. Puigdemont da por hecho que el diálogo se habría de enmarcarse en la soberanía de Catalunya.

"Quiero ser claro en esta cuestión: no renunciaremos ni a la vía del diálogo ni a la unilateral. Ha llegado el momento de que España acepte que en Catalunya hay más de 2 millones de personas que quieren decidir su futuro. No sirve de nada hablar de una fantasía ideal de una unidad sacra e intocable de España. La política se tiene que basar en la realidad, no en la fantasía", señala en la televisión suiza.

En otra entrevista en la edición italiana del 20 Minuti, Puigdemont descarta totalmente retroceder o plegar velas, y lo vincula a la misma supervivencia de Catalunya. "Este es el espíritu catalán. No rendirse nunca. Nosotros estamos entre dos grandes potencias, Francia y España, y sabemos que somos una minoría, pero queremos sobrevivir", insiste.

Puigdemont, que se muestra decepcionado de la UE aunque cree que será eurodiputado por los alrededores de Navidad, asegura en la entrevista que el Estado español ha errado si pensaba que, "al ser más fuerte", impediría el objetivo de la independencia catalana. "Está equivocado", insiste. Añade que si el Estado va a una confrontación, los catalanes responderán de manera democrática y no violenta.

Finalmente, el presidente manifiesta en el canal ruso Sputnik que la independencia es "la última opción" para Catalunya después de más de 30 años de negociar a los los gobiernos españoles del PSOE o del PP, sin que aceptaran ningún acuerdo soberanista estable.

"Para nosotros, la independencia se ha convertido en la última alternativa después de 30 años en que hemos intentado todas las otras soluciones posibles, dialogando con España, cooperando con todos los gobiernos de España, tanto de izquierdas como de derechas. Intentamos mejorar la democracia española, reformamos nuestro Estatut y lo aprobamos. Probamos todas las opciones, pero sólo escuchamos el 'no' como respuesta. Y ante esta actitud, la gente lo que puede hacer es aceptarla o movilizarse contra la injusticia. Los catalanes se han movilizado de forma democrática y quieren que se los escuche", ha indicado. Durante la entrevista, el president se muestra partidario de mejorar las relaciones de la UE con Rusia, y también de levantar las sanciones, ya que se han revelado inútiles.

El discurso de Puigdemont coincide con el comunicado que hizo público ayer el Consell per la República, que combina una propuesta independentista unilateral y de desobediencia, con mantener una puerta abierta al diálogo. Puigdemont ha concedido las entrevistas en Lugano (Suiza), donde ha asistido al Festival Cultural Endorfine.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat