El president en el exilio Carles Puigdemont y los diputados de JxCat encarcelados en Lledoners, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, no delegarán las funciones de diputados en otros parlamentarios de su grupo.

El Parlament ha aprobado en el pleno de esta mañana no dar por suspendidos a los diputados encausados por el referéndum del 1-O, tal como reclama el juez Pablo Llarena, pero ha dejado establecido que puedan "designar" otros miembros del grupo para ejercer sus derechos parlamentarios.

No obstante, JxCat considera que no ha cambiado la situación de sus diputados presos y exiliados, dado que el pleno ha aprobado que no están suspendidos, y que por lo tanto, será suficiente con la delegación de voto, tal como lo han hecho hasta ahora.

"Nosotros continuamos como hasta ahora, en la medida en que no hay suspensión de los diputados. Este es el compromiso que teníamos con nuestros electores", ha asegurado el portavoz del grupo, Eduard Pujol, en la comparecencia que ha hecho esta tarde en el Parlament.

ERC ha presentado ya un escrito pidiendo la delegación de funciones de los diputados Oriol Junqueras y Raül Romeva en Sergi Sabrià.

De hecho, la decisión de JxCat de evitar ceder los derechos de los diputados encausados no ha gustado a los republicanos que consideran que el grupo de Puigdemont ha roto el acuerdo a que habían llegado para responder a la suspensión dictada por Llarena. Desde ERC recuerdan que la solución pactada fue de muy difícil encaje para poder hacer posible que todo el mundo la pudiera asumir y reprochan que ahora JxCat lo ha incumplido.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat