El president Carles Puigdemont ha intervenido también en la clausura de la asamblea del PDeCAT para subrayar el apoyo de la formación a la Crida Nacional per la República. "Lo que representa el Partit Demòcrata no podía esconder la cabeza ni encogerse de hombros. Habéis hecho un gran trabajo", ha asegurado en una intervención que ha cerrado reclamando lealtad a las decisiones adoptadas.

Puigdemont, cuya intervención no se ha conocido hasta el último momento, ha admitido las dificultades de este proceso. "Nada es sencillo, ya lo sabemos, pero en las dificultades nos hemos ido haciendo más fuertes, más resistentes y más determinados. Aquellos que nos daban por liquidados ahora han tenido que confesar que nos tienen que reconquistar, que es una manera indisimulada de admitir que no nos han podido conquistar", ha subrayado.

Las palabras de Puigdemont han llegado a la asamblea después de que desde el viernes los dirigentes más próximos al president han protagonizado un pulso con la coordinadora general, Marta Pascal, que se ha cerrado con una nueva dirección de la que la hasta ahora máxima responsable no formará parte. La forma como se tiene que concretar el apoyo del PDeCAT a la Crida Nacional era uno de los elementos de la confrontación.

"Mucha gente pide a los responsables políticos que actuemos con la máxima unidad política, los espacios ideológicos tienen que seguir existiendo y se han de expresar y de defender, pero debemos hacer también de la defensa colectiva de Catalunya una prioridad. Por eso la respuesta positiva de todos vosotros a la Crida de Jordi Sànchez, el president Torra y yo mismo va en la línea de lo que toda esta gente nos está pidiendo", ha asegurado.

El president ha emfatizado que "una de las grandes contribuciones que ha hecho CDC, y ahora el PDeCAT, es tomar decisiones determinantes para el progreso del país". "Siempre hemos hecho lo que tocaba. La hoja de servicios es incomparable. Hemos hecho, y estos días, también, lo que tocaba y lo que mucha gente esperaba", ha afirmado.

Puigdemont, que ha ironizado sobre el hecho de que aquellos que pretendían que Catalunya fuera solo un "asunto doméstico" han tenido que admitir que Europa habla de él "y se sorprende por la pervivencia del legado franquista", ha anunciado que en los próximos días volverá a Bélgica.

Antes de acabar su intervención ha felicitado a la nueva dirección del PDeCAT y ha agradecido el trabajo hecho por el equipo de Pascal y por ella misma para que el partido funcionara y superara todo tipo de adversidades. "Sé que no ha sido fácil, nada fácil. Pero de aquí salimos todos con un mandato muy claro por parte de los asociados. Muchísimas gracias. Seamos leales a él", ha reclamado.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat