El president Carles Puigdemont ha querido hacer un reconocimiento a Pau Casals en su conferencia a Harvard para explicar el proceso catalán. Al inicio de su discurso, Puigdemont ha reproducido las palabras que el violoncelista pronunció en la ONU el año 1971, cuando recibió la Medalla de la Paz de las Naciones Unidas en reconocimiento a su compromiso por la paz, la justicia y la libertad.

El famoso discurso "I am a Catalan" (soy un catalán) de Casals ha vuelto así a los Estados Unidos, 46 años después.

Casals, considerado uno de los mejores violoncelistas de todos los tiempos, fue invitado a la Casa Blanca el año 1961 y, más tarde, fue galardonado con la Medalla Presidencial de la Libertad otorgada por el presidente Kennedy. Después, el año 1971, fue cuando recibió la Medalla de la Paz de las Naciones Unidas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat