"Ciudadanos de Catalunya, vienen horas en que a todos nos corresponderá mantener el pulso del país, de nuestro país, mantenerlo en el terreno de la paz, el civismo y la dignidad". Con estas palabras, el president, Carles Puigdemont, se ha dirigido a los centenares de alcaldes que llenaban la escalera noble del Parlament pocos minutos después de que en el pleno se aprobara la declaración de independencia de Catalunya.

Lo ha hecho con un discurso breve pero con el cual ha querido, como él mismo ha confesado, transmitir con emoción la solemnidad del momento que vive el país. Previamente, se ha reunido con miembros de su Govern en su despacho mientras en la puerta lo esperaban diputados, alcaldes y una nube de cámaras.

"Está en vuestras manos seguir fortaleciendo las bases que hacen de Catalunya no sólo una vieja nación de Europa, con una lengua, una cultura y un derecho que duran siglos, sino, sobre todo, una sociedad que siempre ha respondido pacíficamente y cívicamente en sus grandes retos democráticos, y por eso estos retos se han convertido después en conquistas democráticas. Seamos conscientes y sobre todo seamos dignos", ha reclamado.

Le acompañaban la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y el vicepresident, Oriol Junqueras, así como el resto de miembros del Govern y los diputados de JxSí y la CUP.

"Hoy el Parlament de nuestro país, un Parlamento legítimo, ha dado un paso largamente esperado y luchado, la inmensa mayoría de los representantes políticos legítimamente escogidos han culminado un mandato validado en las urnas", ha asegurado.

Puigdemont ha recordado que son las instituciones y las personas las que conjuntamente construyen un pueblo y una sociedad, y ha subrayado que hoy los diputados y los alcaldes presentes encarnan esta unión y complicidad entre instituciones y ciudadanía. "Eso es lo que tenemos que hacer", ha reclamado.

El president ha cerrado su intervención con un "Visca Catalunya", que los presentes han respondido antes de cantar a Els Segadors.

Al acabar, Puigdemont se ha marchado hacia el Palau de la Generalitat.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat