El debate sobre el balance de las elecciones europeas ha servido para que Carles Puigdemont denunciara una vez más desde su escaño los 13 años de prisión a los que ha sido condenado el presidente de ERC, Oriol Junqueras, por su participación en el 1-O. "Es una vergüenza", ha denunciado.

El eurodiputado de Junts ha recordado que la Junta Electoral Central intentó impedir que tanto él como Oriol Junqueras pudieran formar parte de las listas electorales europeas y que, una vez fue escogido, se le bloqueó durante seis meses el acceso al hemiciclo.

Pero también ha querido recordar que Junqueras sigue en la prisión, condenado a 13 años, a pesar de haber sido escogido como eurodiputado. "Eso no le importa al Tribunal Constitucional español, ni su inmunidad, violó los derechos del diputado y le da igual", ha denunciado.

Puigdemont ha advertido que todos los eurodiputados tendrían que defender a Junqueras; y ha reclamado una autoridad electoral europea que no dependa de los Estados y una nueva ley electoral.

En la imagen principal, Carles Puigdemot durante la intervención ante el hemiciclo del Parlamento Europeo

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat