El Consell per la República propone una nueva hoja de ruta para que el independentismo "recupere la iniciativa" y Carles Puigdemont, que esta mañana ha sido ratificado como presidente del Consell, lo ha descrito como una propuesta de desbordamiento democrático del Estado en las urnas y en la calle. "Proponemos que las instituciones activen la declaración de independencia; que la sociedad se movilice para defender esta posición el tiempo que haga falta; que Govern, Parlament y Ayuntamientos desplieguen los efectos de la declaración de independencia y que se acaben constituyendo en instituciones provisionales de la República", ha explicado Puigdemont que ha situado como objetivo último el reconocimiento internacional de la República catalana.

La propuesta se ha presentado esta mañana en el marco de la Asamblea Fundacional de Representantes del Consell per la República y Puigdemont ha explicar que para que este objetivo sea posibles hace falta que el desbordamiento democrático resulte "insostenible" para el Estado, tanto en las urnas, como a las instituciones y en la calle con movilizaciones masivas y "esta vez con voluntad de mantener la posición para defender la democracia".

Democrático y no violento

Todo requiere, según ha enumerado, que se cumplan una serie de condiciones: una victoria del independentismo en las las elecciones del 14 de febrero en votos y escaños; la puesta en marcha de un gobierno independentista que tenga como objetivo hacer efectiva la república, la puesta en marcha de lo que ha descrito como "iniciativas públicas y privadas orientadas a la conquista de espacios de soberanía"; la puesta en marcha de una estructura digital de la república y la estructura que garantice el funcionamiento del país durante el periodo de transición; y la exigencia de una respuesta explícita y clara del Estado "sin dilaciones" a la propuesta de negociación de un referéndum de autodeterminación.

"Hay que organizar todo lo necesario para este desbordamiento democrático como herramienta de impulso y protección de la República catalana, un desbordamiento netamente democrático y no violento que acompañe las instituciones provisionales de la República en el ejercicio de sus funciones," ha reclamado.

Todo ello está recogido en un documento de 50 páginas titulado Preparémonos que se ha presentado ante la Asamblea y donde se concretan los pasos a seguir.

Establecer alianzas

Puigdemont ha acabado subrayando, sin embargo, la necesidad de establecer "alianza entre todos los actores del movimiento". "Es una alianza imprescindible, insoslayable e inaplazable, desde donde asignemos los roles y responsabilidades que correspondan", ha concluido, situando el Consell per la República como autoridad nacional desde donde se articule.

La Asamblea se ha puesto en marcha sin la participación de representantes de Esquerra y, a pesar de no hacer referencia explícita a esta circunstancia, Puigdemont ha advertido tan pronto como ha tomado la palabra que "en ausencia de unidad gana la represión". "Sólo con lucha anti-represiva y defensiva no avanzaremos nunca", ha subrayado.

Respuesta a ERC

En la rueda de prensa posterior, Toni Comín ha admitido que les resulta difícil entender la decisión de ERC de no participar en la Asamblea fundacional, una vez se ha garantizado que esta cita quedara fuera del calendario electoral, y ha negado que se esté haciendo un uso partidista del Consell.

Finalmente, han participado en la Asamblea fundacional representantes de JxCat, Demócratas y Poble Lliure, en total 37 de los 70 diputados indepedentistas. La CUP ha tomado parte como observadores y ha intervenido Carles Riera. Una parte de los participantes en la cita estaban reunidos en Bruselas, el resto en el Palau de la Generalitat.

Llamamientos a la unidad

Durante el acto, el presidente del grupo parlamentario de JxCat, Albert Batet, ha advertido que "la solución del conflicto político sólo será posible a través de una alianza renovada en el conjunto del movimiento independentista". "La unidad nos compromete, nos interpela a todos y nos hace invencibles. Que nadie lo dude sin unidad no habrá libertad, sin unidad no habrá República", ha advertido.

La portavoz de JxCat, Elsa Artadi, no ha escondido los reproches a ERC. Aunque no ha citado la formación republicana ha lamentado que el impedimento de la investidura de Puigdemont el 30 de octubre del 2018 marcó un "punto de inflexión" en el camino del independentismo en un Parlament de Catalunya donde, ha dicho, "se ha impuesto la sumisión más que la soberanía" y que "ha sido incapaz de defenderse a sí mismo y hacer efectivo de 1-O".

WhatsApp Image 2020 12 19 at 11.43.18 (1)

El cupaire Carles Riera ha intervenido a la Asamblea del Consell de la República como observador

El cupaire Carles Riera ha advertido que el independentismo choca con la represión del Estado y de la Generalitat; con la desorientación fruto del agotamiento del esquema político del 2017; y, en tercer lugar, con el "clima de división entre las fuerzas independentistas", por lo cual el Consell podría ser una herramienta para superarlas a condición de que sea un espacio realmente plural y más allá de las estrategias de partidos para organizar estructuras paralelas para la confrontación con el Estado.

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, que como miembro del Consell se ha encargado de presentar la acción que se impulsará desde el ámbito económico, también ha apelado a la "unidad estratégica" del independentismo y ha subrayado la importancia del documento que hoy presentaba el Consell.

La Asamblea ha aprobado el reglamento para la elección de sus miembros y las incompatibilidades, que han sido presentados por Lluís Llach y el presidente de Demòcrates, Toni Castellà.

 

En la imagen principal Carles Puigdemont durant la intervención en la Asamblea que lo ha confirmado como presidente del Consell per la República

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat