El propietario de la armería Egara de Terrassa, Josep Vicó, establecimiento donde compraba su arsenal el francotirador españolista que quería atentar contra Pedro Sánchez, Manuel Murillo, ha explicado que allí adquiría las balas. "Venía a comprar munición del calibre 22", ha explicado en una entrevista en La nit a 8TV.

Vicó ha afirmado que el francotirador es una persona solitaria y con problemas económicos, y que pedía poder pagar sus adquisiciones con más espacio de tiempo. "Siempre iba mal", ha indicado. Ha añadido que es muy hablador, pero que nunca abordaba temas de política en la armería, "porque no se puede hablar de política entre armas".

Según el propietario de la armería, que compartía prácticas de tiro con el detenido, Murillo es muy mal tirador "y siempre quedaba el último". Ha apuntado que cuando iba a la armería lo hacía acompañado de "su cariño de perrito".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat