El presidente del Tribunal de Justicia de la UE, Koen Lenaerts, ha acudido hoy a un acto en Madrid, en la sede del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y ante el presidente de este órgano, Carlos Lemes, donde ha hablado sobre euroórdenes e independencia judicial, justo en el momento en que el pulso judicial de los independentistas está a punto de dar el salto a Luxemburgo.

Lenaerts ha subrayado la necesidad que los tribunales de los diferentes estados decidan siempre en función del Derecho y "sin estar sometidos a ningún tipo de presión, ni interna ni externa". "La independencia supone que el órgano en cuestión ejerce sus funciones jurisdiccionales con plena autonomía y sin estar sometido a ningún tipo de vínculo jerárquico o de subordinación con respecto a terceros", ha advertido.

En el marco de una conferencia con motivo de la constitución de las redes de cooperación judicial internacional del CGPJ, el presidente del TJUE ha hablado sobre euroórdenes y ha advertido que para que se mantenga una red de cooperación de justicia entre los estados miembros de la UE tiene que existir confianza recíproca entre ellos, basada en valores como el pluralismo y la diversidad. "Para que exista una cooperación judicial hace falta que exista un grado de confianza elevado entre el estado emisor y el que ejecuta y para eso hace falta que la euroorden que se haya emitido esté basada en una resolución que haya tenido un control judicial previo", ha subrayado Koen.

El presidente del tribunal de Luxemburgo ha hecho estas reflexiones en pleno debate judicial a raíz de la negativa de Alemania a responder a la euroorden de detención contra Carles Puigdemont, que un tribunal de Schleswig-Holstein aceptó sólo parcialmente, limitando la extradición sólo a una parte de los delitos que se le imputan en España.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat