Siete agentes de la Policía Nacional protagonizaron una reyerta en un bar del barrio del Born de Barcelona la noche del lunes, según ha informado RAC1. Los propietarios llamaron a los Mossos denunciando una agresión y destrozos en el local, y cuando llegó la policía catalana descubrió que eran agentes de la Policía Nacional fuera de servicio. Se desconoce si los agentes forman parte del contingente alojado en los barcos Piolín.

Según RAC1, desde que entraron en el bar los policías llevaron problemas. Dos de ellos iban muy bebidos, gritaban, molestaban a otros clientes y trataban mal a los camareros. Ellos hablan italiano, y los agentes los confundieron con catalanes y les exigieron que hablaran castellano porque "Barcelona es España". Pero la situación fue más allá. Primero se negaron a pagar las consumiciones, y después pidieron una última ronda. Según el encargado Luca, cuando les dijo que no, que querían cerrar, la reacción fue airada. "¡Somos la puta ley aquí en Barcelona! ¡Cerráis y abrís cuando decimos nosotros!", dice la emisora que alguno de ellos gritó.

También habrían tirado por el suelo botellas, dañado el tirador de cerveza y agredido al camarero. Cuando llegaron los Mossos, los recibieron llamándoles "ratas" y "putos catalanes".

 

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.

Suscríbete a ElNacional.cat