Estaban haciendo una comida de hermandad, hasta que irrumpió la Policía Nacional española. Un grupo de agentes antidisturbios ha cargado contra los vecinos de Aiguaviva (Gironès) que se habían instalado en la plaza del Ajuntament para hacer una comida con familias, niños y personas mayores. Ante la irrupción, la gente ha levantado las manos y se ha mantenido inmóvil, ofreciendo resistencia pacífica.

El pacifismo de los vecinos de Aiguaviva no ha impedido que los policías llevaran a cabo la carga: primero a golpes de porra y después con el lanzamiento de gases lacrimógenos. Varios vídeos recogen el momento de la irrupción. Aiguaviva tiene poco más de 700 habitantes.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat