La policía española dice ahora que los Mossos "espiaron ilegalmente" algunos "partidos políticos, activistas, personajes públicos o privados, entidades y plataformas, todos ellos de marcado perfil unionista o constitucionalista", según publica hoy El Periódico, que añade que lo llevaron a cabo utilizando fondos reservados en 2015, cuando Ramon Espadaler era conseller de Interior.

Eso es el que pone de relieve los informes entregados a la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que subraya que este "departamento de espionaje ilegal [...] puso en marcha una serie de acciones con miembros de este cuerpo para hacer tareas de vigilancias, seguimientos, así como grabaciones de conversaciones y toma de fotografías, de personas del ámbito político, periodístico, empresarial y social, que pudieran ser una amenaza para el proceso soberanista que estaba poniendo en marcha a la Generalitat de Catalunya".

Según apunta el diario citado, la policía española encontró esta información en los documentos que los Mossos llevaron a quemar a la incineradora de Sant Adrià del Besòs a finales de octubre, y que finalmente requisó la propia policía del Estado.

Entre los nombres que destacan hay el de la vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría, o el del líder de Cs, Albert Rivera.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat