La policía danesa recibió un aviso de las autoridades de seguridad alemanas sobre el viaje del president Puigdemont pero decidió no actuar. La advertencia se realizó horas antes de la detención del president en Alemania, cuando éste cruzó la frontera danesa desde Suecia en su intento de volver a Bélgica.

A las 10 de la mañana del domingo, la policía alemana advirtió a su homóloga danesa que Puigdemont estaba cruzando el país. Así lo ha relatado la agencia de noticias Ritzau y los principales periódicos de Dinamarca. Minutos después, a las 10:50h, mientras el coche del president aún estaba recorriendo el país, el cuerpo policial federal de Alemania envió más detalles sobre el vehículo. Faltaban unos 10 minutos para que entrara en territorio alemán.

Recorrido de Puigdemont por Dinamarca / Google Maps

Según ha contado el director de la policia danesa, Svend Larsen, pese a recibir esta información, los tiempos hicieron "prácticamente imposible" arrestar a Puigdemont en Dinamarca, lo que dejó la detención en manos de las autoridades policiales alemanas.

La detención de Puigdemont

A las 11 de la mañana, tras unas tres horas de trayecto por Dinamarca, cruzó la frontera a Alemania para seguir su camino a Bélgica. Lo que sigue ya es conocido: Puigdemont fue retenido a las 11:19h en una gasolinera entre las localidades de Schuby y Jagel, en la autopista A7.

El president, que llevaba cinco meses en el exilio en Bélgica, estaba volviendo a su residencia de Waterloo cuando fue interceptado. Puigdemont tenía prevista contactar con las autoridades belgas en volver al país, algo que no se produjo gracias a la colaboración de las autoridades alemanas y españolas, cuya buena relación podría facilitar su extradición.

Críticas desde Alemania

El presidente de uno de los principales sindicatos de Alemania, la Unión de Policía Alemana, Ernst Walter, ha criticado el hecho que la policía danesa no procediera a detener al president pese a tener la información.

Walter considera incomprensible que el arresto tuviera lugar en Alemania y no en Dinamarca, siendo ambos países de la Unión Europea. "La policía danesa tendría que trabajar de la misma manera que la red europea", ha declarado en una radio local de Bayern.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat