El Tribunal de Cuentas exige al expresident y eurodiputado Carles Puigdemont 1,9 millones de euros, igual que a otros altos cargos del Govern que ahora se encuentran ante unas fianzas por unas cantidades de dinero altísimas y un tiempo muy limitado para reunirlo.

Según explica El Confidencial, el escaño de eurodiputado le servirá al president en el exilio a la hora de hacer frente a la demanda del Tribunal de Cuentas igual que le ha servido para alargar el procedimiento de las euroórdenes el hecho de tener inmunidad parlamentaria.

El Tribunal de Cuentas embargará propiedades a la cuarentena de cargos de la administración entre 2011 y 2017 si estos no pueden pagar las cantidades exigidas. En el caso del expresident, a falta de propiedades libres de hipotecas, sólo cuenta con su sueldo de eurodiputado. Ahora bien, si el órgano pretende embargar el sueldo de Puigdemont, chocará con una serie de muros del reglamento del Parlamento Europeo.

Un tercio del sueldo

Según su abogado, Gonzalo Boye, el sueldo de Puigdemont es "prácticamente intocable". Fuentes del Parlamento han explicado al citado digital que el reglamento sólo permite embargar un tercio del sueldo, de la indemnización que reciben una vez acabado su mandato o de la pensión de jubilación con la que cuentan.

Concretamente, el reglamento dice lo siguiente: "La asignación prevista en el artículo 10 del Estatuto (el sueldo que reciben los eurodiputados), la indemnización transitoria o la pensión de jubilación podrán ser confiscadas, dentro del límite de un tercio de su valor, por una resolución judicial o una decisión de la autoridad administrativa competente".

En la misma línea, el reglamento sigue: "El secretario general cursará instrucciones con vistas a la ejecución de tal medida, velando por el ejercicio efectivo del mandato de los diputados y por el buen funcionamiento del Parlamento, previa entrevista con el interesado". Actualmente, el secretario general es el alemán Klaus Welle.

Los eurodiputados reciben un sueldo de 6.824,85 euros netos mensuales, un tercio sería unos 2.274,95 euros.

El Tribunal de Cuentas ha mantenido en 5,4 millones de euros la petición de fianza a 34 excargos del Govern por la acción exterior entre 2011 y 2017. La delegada instructora les da 15 días hábiles (que empezaron a contar el miércoles pasado) para abonarla de forma solidaria entre los afectados. Si los responsables de los presuntos gastos indebidos no abonan la cantidad reclamada en el plazo fijado, se procederá a embargarles bienes.

El acta de liquidación provisional que el Tribunal de Cuentas entregó a los afectados cifraba los gastos supuestamente irregulares en 5.422.879,48 euros. Las únicas partidas que han sufrido ligeras variaciones a la baja han sido las atribuidas a las delegaciones de la Generalitat en Dinamarca y Croacia.

 

Foto principal: El expresident de la Generalitat Carles Puigdemont / EFE

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat