Tal día como hoy hace un año, todo un jefe del Estado, el rey emérito Juan Carlos I, hacía las maletas y subía a un jet privado en dirección a los Emiratos Árabes. Una operación de estado, coordinada entre Zarzuela i La Moncloa, que se hizo a espaldas de Podemos, el socio pequeño. Desde entonces, los escándalos no han parado de estallar. Entonces el secretario general era Pablo Iglesias. Hoy lo es Ione Belarra, que ha alertado del "enorme descrédito de las instituciones" y se ha comprometido a trabajar por un "horizonte republicano".

En un hilo en su cuenta de Twitter, Ione Belarra ha querido recordar la "efeméride": "Cuando nuestro país peor lo estaba pasando en la lucha contra la pandemia, el exjefe del Estado se fue de España en una actitud indigna para no dar la cara por sus actos ante la ciudadanía". Y señala que, durante el último año, se han multiplicado los escándalos con "revelaciones sobre nuevas cuentas ocultas en paraísos fiscales, fortunas de dudoso origen, posibles vínculos con el tráfico de armas... escándalo tras escándalo de corrupción e impunidad".

TUIT 1 BELARRA MONARQUÍA

TUIT 2 BELARRA MONARQUÍA

"Mientras algunos se empeñan en hablar de plena normalidad democrática, la huida de Juan Carlos I supone, sin duda, una grave anomalía democrática en España que produce un enorme descrédito de las instituciones", critica la secretaria general de Podemos. Lo contrapone con la persecución penal de quien "hace una canción crítica con la monarquía", hecho que pone en cuestión la libertad de expresión, el principio de justicia y la igualdad ante la ley. Belarra también denuncia el veto "sistemático" del Congreso de los Diputados para investigar las "actividades presuntamente ilícitas de la Corona", que "pone en duda el mismo principio de monarquía parlamentaria".

Y la líder estatal de la formación morada concluye: "Podemos seguirá trabajando para que la democracia llegue a la Jefatura del Estado y por un horizonte republicano para España, como proyecto de profundización democrática, de modernización económica y de unidad basándose en el reconocimiento de nuestra plurinacionalidad".

TUIT 5 BELARRA MONARQUÍA

TUIT 6 BELARRA MONARQUÍA

Escándalo tras escándalo

Los escándalos no han parado de estallar. La semana pasada, según adelantaba El Confidencial, el fiscal helvético Yves Bertosa descubrió una segunda cuenta del rey emérito en el banco Credit Suisse. Está abierta a nombre de Lactuva SA, otra sociedad offshore panameña. Según fuentes próximas al caso, sin embargo, el auténtico titular de este depósito bancario sería un miembro del entorno familiar de Juan Carlos I. Se ha descubierto gracias a las transferencias que hizo Álvaro de Orleans, primo del antiguo monarca. También era él quien estaba a cargo de Zagatka, fundación que sufragaba gastos y viajes al rey emérito. Los escándalos no se han parado de destapar durante los últimos meses.

No son solo comisiones por obras como el polémico AVE a La Meca. Hace pocas semanas también fue Público quien involucró Juan Carlos de Borbón en negocios todavía más turbios. Según este diario, el exmonarca español habría creado su multimillonaria fortuna con dinero que provenía de la venta de armamento a países árabes, que habría hecho de la mano de su amigo íntimo Manuel Prado y Colón de Carvajal y el traficante de armas Adnan Khashoggi. Se habría hecho a través de una sociedad hispanosaudí "para canalizar el comercio entre los dos países", llamada Alkantara – "puente" en árabe– Iberian Exports. Repartida al 50%, Khashoggi era el socio saudí. Esta sociedad habría sido financiada, además, por el Instituto Nacional de Industria y Focoex, una empresa pública de comercio exterior.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat