Poble Lliure vuelve a marcar perfil. Después de que el domingo celebrara su primera asamblea nacional, la organización que se integra dentro de la candidatura CUP-Crida Constituent ha hecho pública una resolución sobre la situación actual que vive la formación anticapitalista, ahora mismo bastante tensionada. Y tal como explicaba ayer El Nacional, la corriente más moderada de los cupaires cree "que hay que renovar urgentemente el secretariado actual de la CUP".

En este punto se busca una “tercera vía” para renovar el secretariado nacional (SN) y afrontar decisiones difíciles con más consenso interno, por ejemplo el voto a la cuestión de confianza del president Carles Puigdemont. Una idea que compra Poble Lliure.

"Desde el 27-S, la CUP se ha visto sometida a unos niveles de tensión política, organizativa y mediática para los cuales no estaba lo bastante preparada", recoge el texto hecho público en la web de la organización. En concreto, menciona "las contradicciones" que se han dado en el seno de la formación tanto en el acuerdo de legislatura, donde había "una contradicción evidente entre la voluntad de la militancia de la CUP y el Grupo de Acción Parlamentaria (GAP)", como en la enmienda a la totalidad a los presupuestos.

Poble Lliure opina que estas diferencias, sobre todo con Endavant-OSAN, "no se han afrontado y en algunas decisiones se ha actuado contra los fundamentos históricos del independentismo". 

Por todo ello, la organización considera que hace falta "ampliar y mejorar la democracia participativa interna de la organización", hasta el punto de dar voz tanto a los militantes como a los votantes. De aquí que reclame:

  • Que los órganos de dirección, de gestión y las personas liberadas tengan el apoyo de al menos el 65% de la militancia y que su elección se haga mediante voto telemático. En este sentido, creemos que hay que renovar urgentemente el secretariado actual de la CUP.
  • Que las cuestiones políticas de importancia (pedidas por tres asambleas territoriales o más, tal como prevén los estatutos de la formación) sean decididas por referéndums internos vía telemática, después de un proceso deliberativo real de las asambleas locales y, si es posible, de las asambleas territoriales plenarias.
  • Que, siendo conscientes de la polarización existente en el seno de la CUP, los votos de nuestro Grupo Parlamentario puedan expresar de manera proporcional al voto de la militancia.
¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat