La diputada de Cs en el Parlament Sonia Sierra ha lamentado este sábado que se haya pintado de nuevo la sede de Ciudadanos en Barcelona con pintura amarilla, un día después de que su partido quitase un lazo amarillo de la bancada del Govern en el pleno del Parlament . "En Catalunya, cuando defiendes algo tan de sentido común como que las instituciones no son solo de los que llevan el lazo amarillo, pasan estas cosas, te amenazan, te insultan y te atacan", ha dicho en declaraciones a los medios. La diputada también ha exigido la "neutralidad" de todas las instituciones y el respeto a todas las posiciones ideológicas.

Sierra, que ha considerado las pintadas como "un ataque", ha asegurado que "no hay amenaza ni insulto que haga callar" a los que quieren la convivencia y la unión en Catalunya, y ha instado a los otros partidos a que sean capaces de condenar la violencia, venga de donde venga.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat