El catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla Javier Pérez Royo ha diseccionado la carta que el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, dirigió al juez de instrucción Juan Antonio Ramírez Sunyer, titular del juzgado número 13 de Barcelona, pocos días antes de su muerte y que fue adelantada en primicia por El Nacional.

En un artículo publicado en eldiario.es, Pérez Royo fija su atención en el hecho de que Lesmes atribuyera al titular del 13 y principal investigador de la causa contra el independentismo la capacidad de "cambiar el rumbo de la historia". "Tú decidiste cambiar el rumbo de tu propia historia y, al hacerlo, cambiaste el de la Historia [en mayúscula en el original] de nuestro país", dice exactamente la frase donda ha puesto el foco el catedrático porque considera que si Lesmes pretendía "elogiar" al juez, "ha conseguido todo el contrario", porque ningún juez puede, en el ejercicio de sus funciones, "cambiar la historia de España".

De hecho, Pérez Royo afirma que si realmente el juez del 13 consiguió cambiar la historia, lo habría alcanzado "haciendo alguna cosa diferente a lo que constitucionalmente y legalmente está obligado a hacer". Y como el juez ni es responsable de lo que le atribuye Lesmes ni tampoco se puede defender, Pérez Royo concluye que el presidente del CGPJ "se descalifica a sí mismo".

"¿Como puede el presidente del órgano de gobierno del Poder Judicial pensar que la trayectoria personal de un juez de instrucción puede cambiar la HISTORIA de España"?, se pregunta el catedrático, que frunce el ceño pensando porque Lesmes vincula directamente el cambio de la historia personal de Ramírez Sunyer -que dejó una ingeniería a los 44 años para hacerse juez- con la historia de España.

Como considera que ninguno de los interrogantes que plantea pueden tener respuesta "dentro del ejercicio de la función jurisdiccional", pide que el Congreso de los Diputados exija la comparecencia de Lesmes para que se explique.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat