El portavoz del PDeCAT, Marc Solsona, ha explicado este lunes que el 5% de sus asociados se han dado de baja del partido en las últimas semanas para sumarse a JxCat, el nuevo partido impulsado por el presidente Carles Puigdemont.

Lo ha dicho en rueda de prensa telemática, después de que la semana pasada la vicepresidenta del partido, Míriam Nogueras, y otros miembros de la dirección del PDeCAT, como Lourdes Ciuró, Francina Vila, Maria Àngels Planes y Toni Postius, abandonaran la ejecutiva de la formación.

Solsona ha afirmado que las negociaciones sobre la reordenación del espacio político continúan y que ahora mismo, tras la constitución de JxCat, el PDeCAT y la formación de Puigdemont son dos partidos diferentes que trabajan "para llegar a acuerdos electorales".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat