Los diputados del PDeCAT en el Congreso y en el Parlament exigirán poder mantener su perfil propio en el seno de los grupos parlamentarios de JxCat para seguir formando parte. Así lo han explicado a Efe fuentes del PDeCAT, después de la reunión que han mantenido esta tarde miembros de la dirección con los parlamentarios de la formación, ahora en una situación delicada, ya que todavía forman parte de los grupos de JxCat a pesar de la fractura con el nuevo partido presidido por Carles Puigdemont.

La convivencia de los diputados del PDeCAT en los grupos de JxCat en el Congreso y en el Parlament solo será posible si pueden seguir defendiendo sus planteamientos sin someterse a la línea que marque Junts. Fuentes del PDeCAT no descartan que los diputados del partido puedan romper la disciplina de voto dentro del grupo de JxCat si las posiciones de una formación y la otra son marcadamente diferentes en algún debate parlamentario.

Esta postura es especialmente relevante de cara al debate sobre los próximos Presupuestos Generales del Estado, en el cual el Gobierno de Pedro Sánchez puede buscar los votos de los cuatro diputados del PDeCAT en el Congreso: Ferran Bel, Sergi Miquel, Genís Boadella y Concepció Cañadell.

En la reunión interna de este lunes se ha acordado que los principales representantes del PDeCAT en el Congreso, Ferran Bel, y en el Parlamento, Marc Solsona, hablen con los máximos interlocutores de JxCat en sus respectivos grupos, para abordar el "encaje" de los diputados demócratas.

La principal discrepancia puede venir del debate presupuestario en el Congreso, sobre los cuales el PDeCAT está dispuesto a hablar siempre que sean "buenos" para Catalunya, con cuestiones significativas sobre la mesa como las ayudas por la Covid-19, los ayuntamientos y la financiación autonómica.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat