Carles Puigdemont ha hecho pública su decisión de romper el carné del PDeCAT justo después de que la formación demócrata asegurara en rueda de prensa que mantenía los canales abiertos con JxCat, a pesar de la demanda civil presentada en los tribunales por la propiedad de la marca.

Ante del anuncio de Puigdemont, el presidente del PDeCAT, David Bonvehí ha mostrado el respeto por la decisión del que ha descrito como "compañero y amigo": "Seguiremos trabajando para, cada uno desde su visión, conseguir la independencia de Catalunya. Seguimos hablando".

Después de que la tensión entre PDeCAT y JxCat ha acabado en los tribunales en forma de demanda civil por la propiedad de la marca electoral, al portavoz del PDeCAT, Marc Solsona había asegurado minutos antes del anuncio de Puigdemont que la tensión con JxCat ha provocado la marcha de un 7% de asociados, y que la vista por la demanda no se hará hasta el 25 de septiembre.

"El tema es una demanda civil para impugnar unos acuerdos societarios de una asamblea que hizo JxCat el 27 de junio. En ningún caso es una denuncia contra nadie ni contra el president ni ninguna persona física de nuestro espacio político y todavía compañeros", ha asegurado.

El portavoz ha recordado que los cargos electos del PDeCAT siguen actuando como JxCat en los grupo municipales y parlamentarios, y en el momento en que se les comunicó que el partido de Puigdemont había asumido el control de la marca reclamó a sus servicios jurídicos para que estudiaran cómo había pasado esto.

La demanda se planteó el 6 de agosto y una semana más tarde se comunicó al secretario general de JxCat.

Con todo, Solsona había insistido en que todavía existe la voluntad de encontrar fórmulas de acuerdo con JxCat, aunque ha apelado al "respeto" al PDeCAT que intenta "defender su interés legítimo" dado que también actúan bajo estas siglas. "Tenemos que desvelar esta incógnita porque puede condicionar nuestro devenir como formación. Vamos a verificar si este cambio se hizo cómo hacía falta", ha insistido.

Solsona ha asegurado que Bonvehí tiene línea abierta con el secretario general de JxCat para seguir hablando y ver como encarar el inicio de curso. "Nuestras prioridades son el entendimiento, el acuerdo, pero también forjar un proyecto político propio y singular que centre las políticas, el país, que sume en la centralidad de este espacio grande del independentismo," ha subrayado.

El portavoz no ha concretado la cifra absoluta de bajas entre los asociados aunque a la ejecutiva ha representado la marcha de 8 de los 27 miembros.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat