Marta Pascal termina del Senado. Tras días promocionando su libro Perder el miedo y siendo muy clara con su crítica al president Puigdemont cada vez que le preguntaban por él, Pascal ha sido consecuente y ha decidido retirar su escaño de Junts per Catalunya tal como ha admitido en una entrevista a Els matins de TV3: "Para mí la política es mucho más que un cargo institucional. Tengo que abrir una nueva etapa. Me gustaría quedarme en el PDeCAT, no tener que irme".

Pascal, que fue elegida senadora por designación autonómica por el Parlament, ha afirmado que todavía ejercerá como senadora en el próximo pleno para no dejar el grupo con "un efectivo menos". La todavía senadora, ha comunicado su decisión hoy a Artur Mas, Carles Puigdemont y Josep Lluís Cleries, que ejerce de portavoz en la Cámara Alta. Ayer ya lo hizo por carta al presidente del PDeCAT, David Bonvehí.

De hecho, ha reconocido que ella no hubiera eliminado nunca el nombre de Convergència: "El nombre de Convergència no lo teníamos que haber cambiado. Una parte del PDeCAT pensamos que tenemos que poner la política por delante y se nos ha tildado incluso de traidores". El futuro de Pascal ahora queda con un interrogante. Junto a Puigdemont seguro que no: "Le planteé dejarnos de simbolismos estériles y constaté que nuestras posiciones están muy alejadas".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat