El Parlament ha rechazado este jueves la sentencia a los líderes del procés y ha exigido al Estado que reanude el diálogo con el Govern catalán. La moción, presentada por ERC, ha recibido el apoyo de JxCat en su conjunto, mientras que los Comuns y la CUP han votado a favor o se han abstenido en función del punto. Los grupos unionistas, por su parte, han votado en contra en bloque.

Con respecto a la sentencia, los cuatro grupos, independentistas y comunes, han aprobado el punto que rechaza la condena a los líderes independentistas por "injusta" y han considerado que se ha tratado de un "juicio político" y de una "causa general contra el independentismo". A partir de aquí, las votaciones de comunes y cupaires han sido diferenciadas por motivos diferentes.

La CUP se ha desmarcado en algunos punto argumentando que la moción era "de mínimos", ya que no habla de autodeterminación, mientras que los comunes han querido marcar distancias con algunos de los posicionamientos más duros de la moción contra el Estado.

Los comunes evitan posicionamientos duros contra el Estado

El texto aprobado, en medio de un nuevo contexto electoral, considera que el juicio a los líderes del procés ha sido "arbitrario" y "sesgado" y apunta que la gestión que se ha hecho por parte del Supremo es "más propia de un sistema judicial autoritario que tiene como principal misión garantizar los intereses de una determinada ideología que no de un sistema judicial de una democracia avanzada". En este punto, la CUP ha votado a favor mientras que los comunes se han abstenido.

También los tres grupos independentistas, sin los comunes, han votado a favor de exigir al Estado que pare el traslado de agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado con el "único objetivo de crear un clima de excepción con el fin de limitar los derechos fundamentales de manifestación y protesta".

La CUP se descuelga de al llamamiento al diálogo

Por lo contrario, la CUP se ha descolgado de las peticiones de diálogo con el Estado, pero aquí ERC y JxCat han encontrado el apoyo de los comunes y se ha conseguido aprobar también esta parte de la moción.

Concretamente, el texto aprobado insta a reanudar "el diálogo entre la Generalitat de Catalunya y el Gobierno del Estado para encontrar una solución política a un problema político". Además, rechaza la "estrategia de coacción institucional", que considera que hace el Estado, y que aseguran que sólo "contribuye a cronificar el conflicto y degradar la democracia". Aquí, la CUP se ha descolgado y se ha abstenido, pero los comunes han votado a favor, por lo que también se ha aprobado.

Esta ha sido la primera moción aprobada en el Parlament contra la sentencia, que se hizo pública el pasado 14 de octubre y que condena a los líderes independentistas a más de 100 años de prisión.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat