La compañía de telecomunicaciones Orange ha abierto un procedimiento interno para revisar los protocolos que siguen los teleoperadores con respecto a los clientes que optan por utilizar la lengua catalana.

Esta medida, avanzada por El Confidencial Digital, llega después de que Plataforma per la Llengua anunciara que iniciaría un procedimiento administrativo contra Orange ante la Dirección General de Comercio de la Generalitat de Catalunya por el caso de una operadora que exigió a un usuario a expresarse en castellano a la voz de "aquí se habla en español porque estamos en España".

Según el mencionado medio, Orange ya tiene un procedimiento interno para la atención de clientes en lengua catalana, pero que respeto al caso concreto denunciado por Plataforma per la Llengua está analizando los hechos para poder revisar los procesos para que los agentes lo gestionen de manera adecuada.

Plataforma per la Llengua va titllar de "actitud catalanófoba" los hechos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat