Siguen las declaraciones en la Audiencia Nacional por el caso Villarejo y, con ellas, la obertura de nuevos frentes en las llamadas “cloacas del Estado”. Enrique García Castaño, colaborador íntimo del excomisario José Villarjeo, explicó el martes que el gobierno de Mariano Rajoy recibió un pen drive con información robada al extresorero del PPLuis Bárcenas. En concreto, García Castaño relató que lo había entregado él mismo a Francisco Martínez, exnúmero dos del entonces ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.

De momento, el magistrado no había citado a Francisco Martínez a declarar en calidad de investigado al considerar que no había suficientes indicios, pero, después de esta declaración, el tribunal estudia hacerlo. Según ha informado el Confidencial Digital, la Audiencia Nacional está revisando de nuevo la declaración de García Castaño para determinar si hay pruebas suficientes para citar el exnúmero dos de Interior.

Versiones contrapuestas

García Castaño explicó que consiguió sustraer información personal de Bárcenas en el marco del dispositivo Kitchen, cuando era jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) e investigaba la financiación irregular del Partido Popular, y afirma haberla entregado a Francisco Martínez.  Sin embargo, desde el Ministerio se ha desmentido y se ha reiterado que no se ha participado en “ninguna ilegalidad” y han negado totalmente los hechos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat