Portazo de la dirección del PDeCAT a la propuesta de los presos para el futuro del espacio político y electoral de Junts per Catalunya (JxCat). El presidente de los demócratas, David Bonvehí, ha forzado una votación de la ejecutiva, reunida de manera extraordinaria durante cinco horas, para rechazar la iniciativa de Jordi Turull, Josep Rull y Quim Forn, así como de Lluís Puig desde el exilio en Bélgica, según ha avanzado ACN y ha confirmado ElNacional.cat en fuentes de la formación.

El resultado de la votación en el órgano directivo ha sido de 15 votos en contra, 5 a favor y 3 que no han votat.

La propuesta de los consellers del PDeCAT desde Lledoners y el exilio, avanzada por este diario, plantea una confluencia de la formación que sustituyó a CDC con la Crida que preside el también preso político Jordi Sànchez en JxCat, que se constituiría como "movimiento político sin cuotas ni vetos".

Continuar negociando

La ejecutiva del PDeCAT ha acordado emplazar a Bonvehí a seguir negociando con la Crida. Hasta ahora, el sector oficialista del partido se ha negado a disolverse en la práctica en JxCat y reclama mantener su personalidad y la coalición electoral como hasta ahora.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat