La consellera de la Presidència, Neus Munté, no ha escondido hoy el malestar del Govern por el encarcelamiento que ha sufrido estos seis años y medio el dirigente abertzale Arnaldo Otegi.

“En un Estado democrático nadie tendría que ser perseguido por defender sus ideas”, ha asegurado a la titular de Presidència en la rueda de prensa posterior a la reunión del Govern, aunque no ha respondido explícitamente a la pregunta de si considera que Otegi ha sido un preso político.

El dirigente abertzale ha asegurado al cruzar la puerta de la prisión de Logroño esta mañana que “hoy ha salido un preso político de una prisión española”, lo cual ha provocado la réplica del ministro de Justicia, Rafael Catalá.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat