La consellera de Governació de la Generalitat, Neus Munté, ha acusado a los sucesivos gobiernos del Estado de sufrir "una indigna desmemoria" con las víctimas de la Guerra Civil y los represaliados de la dictadura franquista. "Ellos creen que no tienen que pedir perdón, pues nosotros no tenemos que pedir permiso para trabajar en la reparación", ha manifestado Munté, que ha recordado que el Parlament debatirá la próxima semana una proposición de ley que pretende anular los juicios sumarísimos del franquismo. La proposición cuenta con el apoyo de Junts pel Sí, Catalunya Sí que es Pot y la CUP, y se presentará públicamente mañana. 

Lo ha dicho en el acto de homenaje a los inmolados por la libertad en Catalunya que se ha celebrado este domingo al Fossar de la Pedrera del cementerio de Montjuïc de Barcelona, al lado de la tumba de Lluís Companys, donde ha tenido lugar una ofrenda floral y la lectura de un manifiesto.

"Ellos creen que no tienen que pedir perdón, pues nosotros no tenemos que pedir permiso para trabajar en la reparación", ha manifestado Munté, que ha recordado que el Parlament debatirá la próxima semana una proposición de ley que pretende anular los juicios sumarísimos del franquismo. La proposición cuenta con el apoyo de Junts pel Sí, Catalunya Sí que es Pot y la CUP, y se presentará públicamente mañana. 

El acto de homenaje de hoy ha sido organizado por la Associació Pro-Memòria als Immolats per la Llibertat a Catalunya y el Memorial Democràtic, y al homenaje han asistido a un centenar de personas, entre las que había el diputado de CSQP Joan Josep Nuet y el exconseller de Salud de la Generalitat Boi Ruiz.

La consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Neus Munté, ha lamentado que ninguno de los gobierno del Estado" haya avanzado en la reparación histórica. "Todo lo contrario".

El presidente de la Associació Pro-Memòria als Immolats per la Llibertat a Catalunya, Pere Fortuny, ha destacado que las asociaciones de memoria histórica "están cansadas de pedir el derecho a la reparación y no ser escuchadas", y ha lamentado que los dos gobiernos socialistas de José Luis Rodríguez Zapatero no hayan anulado todos los juicios sumarísimos del franquismo.

Fortuny ha leído una carta de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, en que ha llamado a no olvidar los errores del fascismo porque "puede hacer que se repitan otra vez", y ha apuntado que un país no puede ser justo si no se hace justicia con sus víctimas.

Entre las entidades y personalidades que han mostrado su apoyo al acto de homenaje de este domingo se encuentran el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; su antecesor, Artur Mas; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el Amical de Mauthausen, además de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat