La consellera de la Presidència, Neus Munté, ha asegurado en relación a los registros desplegados por la Guardia Civil en diferentes ayuntamientos que el Govern está convencido de que "el autor intelectual de esta operación nuevamente es Fernández Díaz".

La consellera señala al ministro del Interior en funciones como responsable de esta actuación policial después de que durante la última campaña electoral se hicieran públicas las grabaciones de las conversaciones que mantuvo con el exdirector de la Oficina Antifrau, Daniel de Alfonso, y que ponen en evidencia la guerra sucia del Estado contra las formaciones soberanistas.

Nula calidad democrática

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell Executiu, Munté ha lamentado que el Govern ha tenido noticia de los registros en los ayuntamientos a través de los medios de comunicación. "Estamos acostumbrados a operaciones mediáticas, circos que acaban después en nada", ha asegurado destacando que en otras ocasiones en las puertas de elecciones o, como es el caso, a tres días de un congreso de CDC, se han producido estas situaciones de "búsqueda de la foto, de escarnio, de perjudicar determinadas formaciones y líderes políticos".

Para el Govern esta manera de actuar representa "un escándalo y nula calidad democrática" así como "falta de rigor y de respeto a la presunción de inocencia".

Cinismo sin límites

Al ser preguntada sobre la petición de explicaciones del PP al president, Carles Puigdemont, por la aparición del Ajuntament de Girona en esta operación, Munté ha acusado al popular Xavier Garcia Albiol de un "cinismo que no tiene límites" y de una "actitud vergonzante".

La consellera ha reprochado que el PP pida explicaciones al president cuando hace una semana este partido rechazó apartar a Daniel De Alfonso de la Oficina Antifrau, y después de que, junto con el PSOE y Ciudadanos, los populares han impedido que el ministro Fernández Díaz compareciera en el Congreso para dar explicaciones.

Según Munté, tanto el president como el Govern se caracterizan por dar "todas las explicaciones necesarias" en cualquier materia y las investigaciones que se están llevando a cabo no tienen nada que ver con Puigdemont.

Afinar mucho el director del OAC

En relación al nuevo director del OAC, la consellera de la Presidència ha subrayado que tendrá que ser fruto del "consenso" entre los diferentes grupos del Parlament, lo cual requiere tiempo y "máxima discreción". "Se tiene que hacer rápido pero bien", ha advertido.

Para el Govern, "empieza una etapa nueva en la Oficina Antifrau". "Han pasado hechos muy graves que requieren repensar muy y muy bien, no el papel de la Oficina y las funciones del director, que están muy claros por ley y son funciones necesarias e imprescindibles. Pero hay que afinar mucho con el nombre y trayectoria de esta persona que puede ser escogida", ha advertido.

Gastos

El Govern ha encargado un informe a los servicios jurídicos de la Generalitat ante las informaciones publicadas que apuntan que el hasta ahora director de la Oficina Antifrau habría protagonizado un gasto desproporcionado en viajes. El ejecutivo quiere conocer la "finalidad de estos posibles gastos y analizar mecanismos para resarcir los fondos públicos"

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat